Juan Pablo Muñoz Concha. 

''JP, Toco Toco"

 

Este amistoso compañero llegó a la Escuela motivado por los Hunter que veía pasar cerca de su casa y tuvo la suerte de ingresar a nuestra Escuadrilla.

Desde pequeño, este obeso cadete se caracterizó por ser conocido de influyentes personajes de la Sala de Vuelo. Es así como en la etapa básica de vuelo, fue famoso por la frase: Muñoz, al avión", la que era escuchada todos los días y a cada rato. Como él dijo, "Esto me pasa por ser hijo del Dueño del Lápiz".

Integrante de la casi nunca victoriosa Selección de Fútbol, participó en casi todas sus derrotas, pero jamás se hizo responsable de éstas, aduciendo que él estaba lesionado.

Tal vez su único triunfo fue ser miembro titular de la gloriosa y jamás superada Banda de Guerra, en la que sin poner mucho empeño pero con bastante paciencia, llegó a ser uno de los grandes sindicalistas.



 

Enérgico y superactivo, llegó al mando de la 3a Escuadrilla, Curso que aún da gracias por tener un Brigadier tan bueno para no pasar Revistas y no hacer Disciplinarios.

Voló en el Grupo de los Ovejas Negras. Dominó el T-35 el 26 de Septiembre de 1987, y el birreactor T-37, un 6 de Marzo 1989. Activo miembro del Grupo de los Casados, fue tal vez el único fiel del Curso. Motivo de este verdadero vicio: Tatiana.

Si algo bueno hay en este Alacrán, es su gran compañerismo y amistad, cualidades que junto a su profesionalismo, lo harán llegar muy alto.  

J.P.: Sigue adelante y no cambies, porque para tí no habrá metas insalvables. Grupo 8, ¡Salud!

F.T.: Estoy resfriado, no puedo volar.

R.U.: Un stuka nuevo.

<